Acerca de

Mis dos grandes aficiones han sido el fútbol y la fotografí­a, tan difíciles de practicar al mismo tiempo por lo distintas que son. Opté por el fútbol, dedicándole más de media vida, dejándome como premio no haber conocido lo suficiente la tierra donde vivo. Pasa un tiempo y comienzo de nuevo con la fotografí­a, con más ganas y arrepentido de haberla aparcado y olvidado. Con ella disfruto y me da dos grandes posibilidades.

La primera, enseñar mis imágenes y que ellas hablen por sí solas, sin necesidad de convencer, sin necesidad de discutir, que vean en ellas mis gustos, mis tendencias y mis inquietudes, que muestren como soy.

La segunda posibilidad es la que me permite escapar, huir, ignorar lo que me rodea, lo que aburre y cansa, son unas horas que consigo perderme por cualquier pueblo, calle, monte, camino o bosque, que más da, porque mañana también lo intentaré.

En lo que concierne a las exposiciones y premios, os diré que los aplausos me gustan mucho, que son unos segundos que marcan y un montón de instantes para recordar. Pero también tengo que decir, que lo que me marca, lo que me gusta y agrada, son las buenas amistades que tengo gracias a la fotografí­a.

Un premio es el reconocimiento a tu trabajo, es la motivación para seguir,  es el empuje para no dejar de patear.

Pero  la amistad, la sincera amistad…